Scivias. Primera Parte, de Hildegarda de Bingen. Lectura y comentario al modo de una lectio medievalis

Más vistas

Scivias. Primera Parte, de Hildegarda de Bingen. Lectura y comentario al modo de una lectio medievalis
$1.800,00

Disponibilidad: En existencia

Hildegarda de Bingen

(traducido, anotado y comentado por Azucena Fraboschi)
 

Precedida por un Prólogo o Declaración escrita luego de finalizado el libro, la obra está dividida en tres partes cuyos temas son: la Creación, la Redención y la Santificación (la obra de cada una de las Personas de la Trinidad), e incluye en total veintiséis visiones. (...) Scivias es, pues, un estudio exegético, una summa teológica y "una obra multimedia en la que las artes de la iluminación, la música y el drama aportan su variada belleza para realzar el texto y enaltecer el mensaje visionario." Porque Scivias está bellamente iluminado con treinta y cinco miniaturas realizadas en el monasterio de San Ruperto hacia 1165 bajo la supervisión de Hildegarda, y que no son meramente decorativas sino que corresponden e ilustran el contenido de las visiones.
Descripción

Detalles

Un silencio de siglos ha acompañado a esta asombrosa, fascinante mujer del siglo XII, Hildegarda de Bingen, redescubierta en los últimos cuarenta años del siglo pasado, y a la que la voz de las ciencias (medicina, psicología), las artes (música, pintura), y diversas corrientes de pensamiento (filosófico, teológico, ecológico, de espiritualidad, etc.) declaran de actualidad. (...)
 
Hildegarda de Bingen, décima y última hija -nacida en 1098- de un matrimonio noble y próspero; niña de constitución débil y enfermiza, a los ocho años fue confiada para su educación a Jutta, hija del conde de Sponheim y reclusa desde 1112 en el monasterio de San Disibodo. En 1115 profesa con votos perpetuos y a la muerte de Jutta, en 1136, es elegida abadesa de una comunidad que cuenta con diez religiosas. Desde sus tres años de edad estuvo dotada del regalo de la visión divina, pero es recién en 1141 que recibe de Dios la orden de escribir cuanto ha visto y oído. (...)
 
Este libro -primera obra profética de Hildegarda-, cuyo título completo es Sci vias Domini (Conoce los caminos del Señor), fue escrito entre los años 1141 y 1151; presentado parcialmente e inconcluso, fue aprobado por el Papa Eugenio III en el sínodo de Tréveris (1147-48), y por mucho tiempo fue la obra más divulgada de la abadesa y la que mayor fama le valió.
 
Precedida por un Prólogo o Declaración escrita luego de finalizado el libro, la obra está dividida en tres partes cuyos temas son: la Creación, la Redención y la Santificación (la obra de cada una de las Personas de la Trinidad), e incluye en total veintiséis visiones. (...) Scivias es, pues, un estudio exegético, una summa teológica y "una obra multimedia en la que las artes de la iluminación, la música y el drama aportan su variada belleza para realzar el texto y enaltecer el mensaje visionario." Porque Scivias está bellamente iluminado con treinta y cinco miniaturas realizadas en el monasterio de San Ruperto hacia 1165 bajo la supervisión de Hildegarda, y que no son meramente decorativas sino que corresponden e ilustran el contenido de las visiones.
Información adicional

Información adicional

Autor/es Hildegarda de Bingen, ;Fraboschi, Azucena
Indice Ver Indice
Descargable Descargar